Skip to content
Home » Hijos De Miguel Rodriguez Orejuela

Hijos De Miguel Rodriguez Orejuela

  • by

Hijos De Miguel Rodriguez Orejuela. Él, de 43 años, es abogado y empresario, actualmente está terminando de escribir un libro, cuenta cómo han sido los 16 años que llevan su padre y su tío, gilberto rodríguez orejuela, en estados unidos desde que los extraditaron, además de las experiencias. William rodríguez abadía, hijo de miguel rodríguez orejuela, fue acusado de manejar el negocio de la cocaína mientras su padre y su tío gilberto rodríguez orejuela permanecían encarcelados en una prisión de colombia, luego de que fueron capturados por la policía en 1995.

En libertad, hijo de Gilberto Rodríguez Orejuela, capo del extinto
En libertad, hijo de Gilberto Rodríguez Orejuela, capo del extinto from noticias.caracoltv.com

El hijo y sobrino de los capos. Miguel rodríguez moreno, es hijo dé miguel rodríguez orejuela, uno de los excapos del cartel de cali. “ayudarlos a pensar en empresa y que trabajen en un proyecto a más de un año de quienes están próximos a llegar a la libertad para que no.

Miguel Rodríguez Moreno, Es Hijo Dé Miguel Rodríguez Orejuela, Uno De Los Excapos Del Cartel De Cali.

Él, de 43 años, es abogado y empresario, actualmente está terminando de escribir un libro, cuenta cómo han sido los 16 años que llevan su padre y su tío, gilberto rodríguez orejuela, en estados unidos desde que los extraditaron, además de las experiencias. Ambos siguen detenidos en ee.uu. William rodríguez abadía, hijo de miguel rodríguez orejuela, fue acusado de manejar el negocio de la cocaína mientras su padre y su tío gilberto rodríguez orejuela permanecían encarcelados en una prisión de colombia, luego de que fueron capturados por la policía en 1995.

Miguel Andrés Rodríguez Moreno, Hijo De Miguel Rodríguez Orejuela, Excapo De La Mafia.

El hijo y sobrino de los capos. “ayudarlos a pensar en empresa y que trabajen en un proyecto a más de un año de quienes están próximos a llegar a la libertad para que no. Las oportunidades están ahí y, quizá con esfuerzo y con trabajo honrado, se podrá obtener, y es lo que entre líneas deja entender miguel: